top of page

Somos lo que comemos...? Somos lo que creemos!

El dicho de somos lo que comemos seguro que lo has escuchado alguna vez.


Por ello, el cuidarse físicamente y cuidar nuestra alimentación y todo eso que ingerimos para mantener nuestro cuerpo con una buena salud y cuidado.


Por supuesto, es fundamental trabajar esta parte, mimarla y darle cuanto más alimentos ricos, nutritivos y sanos, mejor.

alimentacion salud vida

Pero vamos a hacer una reflexión hoy.


  • ¿Por qué comes lo que comes?

  • ¿Para qué comes?

  • ¿Por qué y para qué te alimentas de una manera en concreto?


Detrás de todo esto hay una cosa interesante.


Eso que hay detrás son los pensamientos y creencias que tienes sobre algo.


¿De dónde viene la idea de comer algo en concreto?


De la creencia que tienes de que eso será y es bueno para tu cuerpo y para tu salud. De la idea que tienes y el concepto sobre ese alimento o ese tipo de alimentación.


Por lo que, entonces, más que somos lo que comemos, somos lo que creemos.

mentalidad creencias emociones

Cuando crees una cosa, llevas a cabo todo lo necesario para ponerla en práctica, tomando acciones que te permitan desarrollar esa creencia en el medio práctico y físico.


Veamos otro ejemplo.

¿Por qué y para qué haces deporte, ejercicio físico?


Pues para sentirte bien, tener un buen cuerpo, disponer de una buena salud... y ¿todo esto qué son? Sensaciones que parten de una creencia y sentido más profundo que la propia acción.


Nuestras acciones y actos están dirigidas por las creencias que consciente o inconscientemente tenemos en nuestro interior.


Nuestras creencias nos llevan a tomar acción. Y esas acciones nos dirigen hacia unos resultados. Somos lo que comemos, nos lleva a tomar acciones para comer de una manera en concreto, y ese sería el resultado. Pero comemos eso porque creemos que comer eso es lo que debemos hacer.


Por lo que, lo que creemos nos configura y nos mueva a tomar las acciones que luego generan los resultados.


Si queremos cambiar los resultados, deberemos cambiar las acciones, y para cambiar las acciones, tenemos que darle un vuelta de tuerca a nuestras creencias y pensamientos más arraigados e interiorizados.


Cuestión de perspectiva.


Somos lo que creemos. Y nuestras creencias nos configuran de una manera muy fuerte.


¿Qué te hace sentir esta reflexión?

¿Cómo lo percibes tú?


Te invito a escribir.


Y recuerda, si quieres poner en tu vida nuevas acciones que la transformen, mejoren tu rendimiento en el deporte y en distintos ámbitos, tomando perspectivas nuevas y consciencia de ti, escríbeme.


Feliz día y feliz vida.

Un saludo.

Andrés López.


Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page