top of page

Deporte y Espiritualidad

Actualizado: 26 abr 2023

Parece que cuando hablamos de espiritualidad o espíritu, se nos genera un bloqueo o vienen a nuestra mente miles de ideas y conceptos marcados y establecidos que nos alejan y limitan. Más aún, cuando hablamos de espíritu humano o de nuestro propio espíritu. Pero hablar de espíritu navideño o espíritu de equipo, es algo que gran parte de nosotros si que ponemos en nuestro vocabulario e incluso, algo dentro nos hace vibrar y sentirnos partícipes de algo mayor que nosotros mismos.



¿Qué es para tí la espiritualidad? ¿Qué es para tí el espíritu?


Yo lo concibo como una parte de mí. Una parte más que me constituye y me da sentido y dirección. Eso que me da el aliento y me permite vivir con ilusión, encontrar la felicidad, vivirla y compartirla y entrar a conectar con el amor.


Y es que, espiritualidad, la concibo como la manera de conectar con el presente, con este preciso instante y darme plenamente a él, estando todos mis sentidos aquí y ahora, en este momento de una manera presente. Es eso que no se puede materializar, el amor, la ilusión, la pasión, la alegría, la felicidad, el gozo, el cariño...


Es también compartir. Compartir mi aprendizaje, mi experiencia, mi conocimiento. Cooperar con otras personas por un fin mayor. Contribuir con todo mi ser a ayudar y a acompañar a otras personas para que juntos, crezcamos, seamos mejores como personas y seres humanos y evolucionemos. Contribuir cada uno de nosotros con nuestro granito de arena, con nuestro valores, talentos y dones para que la humanidad, o sencillamente, nosotros y quienes están a nuestro alrededor se nutran y se enriquezcan con ello.


Es poner todos esos valores que el ser humano siento que llevamos dentro y que cuando los sacamos, creamos y generamos cosas increíbles, como la bondad, la generosidad, la compasión, el trabajo en equipo, el compañerismo, la humildad, la honestidad, la misericordia, el cariño, el respeto, la transparencia... pudiendo nombrar muchas más.


Por ello, hablar de espíritu o espiritualidad, siento que es algo que debemos normalizar y en este caso, llevar también al campo del Deporte y del Movimiento.


Yo he aprendido y he sentido cómo conectar con mi mejor versión, con mi ser en esencia, a través del deporte y del movimiento. Incluso ahora, cuando echo la vista atrás y saco aprendizaje, me doy cuenta como en el deporte y con el deporte, he podido conocerme mucho más en profundidad y extraigo miles de cosas que me permiten potenciarme en mi día a día, dándome cuenta y poniendo más sentido. Conocimiento de mí mismo.


Sentir mi capacidad de liderazgo por ejemplo. La entrega o la pasión. Hacer las cosas sin pensar tanto en que dirán los demás. Alejar la vergüenza, o sentirte realizado y feliz haciéndolo.


Cómo en el deporte me permito estar en plena presencia y éste me ayuda a ello. Vivir ese mindfulness intensamente y de una manera armoniosa. Cómo poner todos esos valores en juego y llevarlos cada vez a una expansión más grande, haciendo que todos los que estamos involucrados en ello nos realicemos como deportistas y personas y se creen relaciones y situaciones mucho mayores que nosotros mismos, donde al final y al cabo, florece el amor y ese espíritu humano, a través del espíritu del deporte y de cada uno de nuestros corazones.


Siento que el deporte es un gran medio para realizar un proceso de autoconocimiento. Al menos a mí, me lo ha producido y cada vez sigo aprendiendo más con ello.


Una herramienta para educar, para aprender, para crecer y para evolucionar.


Y conectarlo y sacar nuestra parte más sutil, más espiritual y potenciarla junto al deporte y al movimiento nos ayudará a seguir creciendo y mejorando como personas al permitirnos conocer más y gestionar nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestra atención y concentración.


Vivamos la vida poniendo deporte y movimiento consciente. Vivamos la vida abriendo nuestro corazón y nuestra mente para cada día sumar y seguir creciendo y evolucionando.

Vivamos cada día con la presencia y la consciencia que nos ayuden a darnos cuenta de todo aquello que podemos mejorar y emprendamos acciones para ello.


A través del deporte, podemos aprenderlo y extrapolarlo a nuestro día a día para el beneficio propio y del colectivo.


¿A qué estás esperando? ¿Vienes a poner a tu alma en deportivas y a crear una vida más consciente?


Te leo y estaré encantado de charlar contigo para ver la manera en la que podamos ayudarnos, que seguro, será enriquecedora para ambos.


Un saludo y gracias por ser y estar.

Un grandísimo abrazo con mucho amor y cariño.


Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page