top of page

La Luz en la oscuridad

Puede parecer que la luz tiende a apagarse si todo a nuestro alrededor está muy oscuro. Puede parecer que la luz pierde su capacidad y desaparece al taparla y ocultarla.


Imagínate que coges una bombilla que está encendida, emitiendo esa luz blanca y radiante. Y ahora, comienzas a cubrirla con una ligera tela, y después con otra y otra. Esa luz a comenzado a atenuarse. Se ha comenzado a ocultar. Sigues cubriéndola con más telas, cada vez más gruesas y opacas, y poco a poco, la luz apenas se va apreciando.


Con ello, la oscuridad y las tinieblas surgen a tu alrededor, ocultando y limitando la visión y dejándote cada vez más ciego y sin poder ver, aunque tu vista, no tiene ningún problema.


Al final, de tanto taparla, se llega a perder cualquier referencia de ella, y la oscuridad lo nubla todo. Que haya ocurrido esto,


- ¿Significa que la luz ha dejado de brillar?

- ¿Esa luz brillante ha dejado de emitir su blancura y su pureza?


Esa bombilla sigue alumbrando igual que antes, salvo que ahora hemos sido nosotros los que tras tapar y ocultar su

destello, hemos generado que la oscuridad predomine en nuestro camino.


Al igual, forma parte de nosotros volver a hacer ese trabajo de quitar capa a capa, velo a velo, todo eso que hemos puesto y que ha hecho que la luz se desvaneciera.


Desvaneciera en un falso sentido, porque ella habita y sigue siendo igual.


Y cuando nos ponemos a realizar ese viaje, en un momento, algo comienza a relucir en esa oscuridad. Comenzamos a ver un ligero haz de luz que se deja ver entre todas esas capas y capas. Y al seguir desenvolviendo y quitando, la luz emerge con más fuerza.



"En un mundo de oscuridad, un atisbo de luz puede parecer dañino, desafiante e irritante, y más aún, cuando vivimos día a día inmersos en ese mundo oscuro, y es para nosotros algo nuevo el resurgir de esa luz. Pero cuando permaneces en calma, paciente y te permites sentir, descubres la grandiosidad que esa luz trae a ti"


La luz permanecerá siempre ahí. La luz siempre estará y se mostrará. Siempre irradiará blancura y pureza. La luz está esperando que la descubramos y vayamos hacia ella.


Y una vez que entras en ese viaje. Una vez que ves la luz y te das cuenta que comienzas a ver con un sentido más profundo, con más claridad, con más amor, con el Ser, sientes que ese viaje es tu viaje. Que es hacia ello hacia donde debes dirigirte y que, tu deseo es permitir que esa luz brille e irradie cada vez más libre y más abiertamente.


La luz que habita en ti está y estará siempre. Está a la espera de que nos pongamos en ese viaje de descubrimiento y liberación.


Ese amor, luminoso y ese mundo mejor está a la espera de que permitamos que la luz que reside en cada uno de nosotros se deje ver y mostrar en su mayor expresión.


Es hora de ir en busca de la luz

Es hora de ir hacia el amor

Es hora de actuar y pasar a la acción


Te leo.

Gracias por ser y estar ahí, aquí, ahora.

Andrés.



Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page