top of page

Tu mejor versión

Actualizado: 4 abr 2023

¿Cuál es tu mejor versión? ¿Quién deseas ser y qué estas haciendo o no haciendo para alcanzarla? ¿La estás viviendo en este momento o por el contrario, fue una etapa pasada ya en tu vida?


Ahora está muy de moda hablar de tu mejor versión, de ser una mejor versión de ti cada día, de crecer un 1% cada día para acercarte a tus objetivos, a tu versión más elevada.


Y esto siento que requiere de una constancia, de un trabajo constante hasta asentar e integrar muy profundamente todo eso nuevo que sentimos nos potencia y eleva. Y también, muchas consciencia, claridad y entrega junto con amor hacia uno mismo para llevarlo a cabo.


Te contaré una cosa. Y es que, durante un tiempo sentí como con las diversas acciones que iba haciendo, alcanzaba una versión de mi mucho más elevada. ¿Qué quiero decir con esto? Pues una versión en la que me sentía con más confianza y seguridad. Más tranquilo y a la vez lleno de energía y vitalidad. Activo y paciente, sereno y pleno. Una versión en la que me he sentido fluyendo y confiando en la vida, conectado y vibrando en una energía más elevada a la que conocía en ciclos pasados.


Y esto surge por acciones de trabajo interior, de limpieza de creencias y bloqueos. Construir hábitos potenciadores y enriquecedores, esos que a mi me potencian y se alinean con quien deseo ser y lo que deseo hacer. Hacía cómo realmente me deseo sentir y quien reconozco que soy en esos instantes más puros, plenos y verdaderos.

Pero llegó una fase de mi que dejó de trabajar tan profundamente, pensando por una parte que igual ese trabajo ya estaba hecho, ya lo había integrado, y que por tanto, podría centrarme en otras cosas. Llegó un momento en el que dejé algo de lado todos esos básicos que me llevaron a ese estado, dejando algo a la deriva lo que iba sucediendo con todo ello.


Y haciéndome de nuevo inconsciente, los patrones y hábitos anteriores volvieron a salir. Volvieron porque son marcas y caminos que están grabados en mi cerebro, que no se olvidan, sino que se apagan, pero siguen permaneciendo ahí. Lo único, que cuando producimos y creamos caminos nuevos, y los trabajamos y andamos muchas veces, estos comienzan a cobrar brillo en nuestra cabeza y son los que mantenemos activos. (Información de diversos libros y expertos en materia que cuentan y hablan sobre neurociencia, reprogramación...). Pero, si no integras esto bien, y dejas de avanzar por ahí, existe la posibilidad de que esos antiguos hábitos vuelvan a aflorar.


Y esto es lo que me ha pasado a mi durante varios meses. Y digo meses, porque pasó de ser un día, a una semana. Y luego un mes y otro mes. Con altibajos. Momentos de una camino u otro, pero al ir dejando ese trabajo y no darle tanta importancia, diré incluso, dejar de responsabilizarme de ello, me he dado cuenta actualmente que diversos aspectos que había transformado, ahora están con base anterior, o al menos, con parte de ello.


He pasado por un momento de frustración, de tristeza, de cabreo, de no entender. Pero ahora lo veo. Y es que mi cambio y desarrollo requiere de mi constante responsabilidad y atención. Porque si me distraigo pueden aparecer esos fantasmas del pasado y volver a estados anteriores de mi versión. Y sinceramente, cuando conectar con una manera de ti más elevada, más plena, mejor, volver atrás se siente como una carga, como una irritación que te muestra que ese no es el camino.


Así que ahora, tras aceptar, entender y sobre todo lo que debo hacer, un trabajo de perdón hacia mi, hacia mi viaje y mis decisiones, asumir y aprender y desde ahí, volver a disponer de la capacidad para decidir y elegir qué deseo en mi vida y para mi. Porque esas elecciones son las que me llevaron a un lugar u otro y de corazón, el Andrés que conozco en es versión más elevada es el que siento en mi. Y sé también, que seguirá creciendo y expandiéndose si el trabajo, el esfuerzo, la constancia se mantienen. Porque seguiré sanando, limpiando y quitando todo aquello que me deja pequeño.


¿Qué versión de ti estás viviendo?

¿Has vivido diferentes versiones y te gustaría volver a conectar con esa que más plenitud te dio?


Acompáñame en este viaje y ayudémonos a alcanzar las versiones más elevadas de nosotros.


Creo y siento que el camino es ser mejor cada día, o más que mejor, reconocer quienes somos y sacarlo a la luz, y con esto, mostrar y ser nosotros desde la mayor pureza y transparencia posible. Más que ser mejores (lo que creo que implica comparación con otros o con nosotros mismos, y al final puede derivar en competir contra algo), siento que es más un tema de purificación, de limpieza interior y de sacar a la luz lo que ya somos, siendo cada vez, cada día un pasito más nosotros mismos desde un estado de amor, gracia y luz.


Y con ello ser más plenos, más felices, más amor. Sin más, y con todo lo que esto significa.


Te leo en comentarios.

Escríbeme para que charlemos.


Un saludo.

Andrés López.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page