top of page

¿Qué cultivas en tu jardín?

Vamos a pensar en la mente como un gran jardín.


Un jardín donde se pueden plantar miles y miles de plantas, árboles, arbustos...


Semillas muy variadas pueden ser capaces de crecer y desarrollarse en él.


Pero a este jardín tienen acceso diversas personas, sembrando cada una de ellas lo que considera más oportuno, en el lugar donde cree más conveniente y regándolo con aquello que mejor considera.


Además, nosotros añadimos a ese jardín semillas diversas sin seleccionarlas de manera consciente, ya que todo aquello que pasa por nuestras manos, lo plantamos también. O igual puede que si lo seamos, pero de una forma tan sutil y ligera, que apenas consideramos bien el valor de dichas semillas.


¿Qué imagen tendrá ese jardín al ir creciendo cada una de esas plantas?

¿Serán todas ellas beneficiosas para el desarrollo del jardín, o también habremos sembrado algunas que puedan dañar y perjudicar ese crecimiento?

¿Y cómo lo trabajamos y mantenemos?



En un jardín evitamos que nazcan malas hierbas. Lo trabajamos y mantenemos lo más limpio posible de todo aquello que puede dañarlo.


Para eso realizamos acciones de mantenimiento, de formación, de selección, de riego y abonado, entre otras.



  • ¿Hacemos esto también en nuestra mente?

  • Si vemos nuestra mente como ese jardín del que estamos hablando, ¿estamos limpiando cada mala hierba que crece en él? ¿Somos selectivos a la hora de dejar que entre en su perímetro algo?

  • ¿Quién planta y siembra en tu mente?

  • ¿Qué hay ya sembrado, ha crecido, se ha marchitado... y seguimos tratándolo sin aportarnos nada de valor?


Ver y ser selectivo con cada pensamiento e idea que pasa por nuestra cabeza es importante para la calidad del jardín.


Observar que creencias hemos comprado, cuáles nos han metido dentro, en qué nos enfocamos y pensamos con frecuencia... y hacer limpieza de lo que no sirve, de lo que no aporta, de lo que nos limita, y potenciar e incluir nuevas semillas que hagan una mente poderosa, rica, creativa es más que vital para nuestro desarrollo y crecimiento.



Si has llegado hasta aquí, ¿cómo es tu jardín? ¿Cómo lo cuidas? ¿Qué permites que se plante en él y quién puede sembrar y cultivar ahí?



Si sientes que tienes que entrar más al detalle y ponerte en acción para trabajar tu mente, observar y transformar aspectos que igual tú no ves pero te están limitando, y potenciar tu vida, puedes escribirme y juntos buscaremos ese camino de crecimiento y desarrollo.



Cuidemos y mimemos nuestro jardín.



Feliz día.

Un gran abrazo.

Andrés López.



Pd: ideas extraídas del los libros de Tony Robbins, "Controle su destino" y de Robin Sharma, "El monje que vendió su Ferrari"





Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page